cuentos3 cuentos1 cuantos2

Cuentos



Bienvenido a onlinecuentos.com, a continuación te mostramos un listado de los mejores cuentos de la red, con las que podrás llorar, reirte pero sobre todo disfrutar.

No olvides comentarlos o valorarlos para que así todos disfruten de los mejores cuentos.


Ordenar por
 El ?ltimo a?o(Retrato)Un a?o antes de terminar el plan de estudios de la Licenciatura en Contadur?a; hubo un disgusto con mis amigos habituales que eran muchos, quiz? 25. Finalmente la edad me hizo saber que se trataba s?lo de amigos de ocasi?n. Entonces empec? a entablar relaci?n, con cuatro chicos que ya conoc?a pero con los que no hab?a tenido mucha cercan?a. Con ellos, culmin? con ?xito los dos ?ltimos semestres de la carrera y adem?s de sentirme muy a gusto con su forma de trabajar, los paseos de estudiantes me eran muy gratos.Nos reun?amos en la Biblioteca de M?xico que est? saliendo del Metro Balderas. Un poco m?s delante de la biblioteca hay varias cafeter?as que a?n guardan un escenario similar a las pel?culas de finales de los a?os 60?s; en alguno de esos lugares era donde desayun?bamos. Tambi?n cerca de la biblioteca hab?a un kiosco donde los fines de semana, los adultos mayores tomaban clase de danz?n y husme?bamos un poco.A un d?a de mi cumplea?os n?mero 42, me doy cuenta de que no debemos aferrarnos a nadie, siempre hay alguien esperando por un instante para tener la oportunidad de ser nuestro (a) amigo (a).
 Habitaci?n 7 (Retrato)Una sala de color azul con algunos arreglos florales artificiales fue la bienvenida a la habitaci?n. Despu?s de muchas horas de haber dormido, pude ver a mi beb?. Lo que m?s recuerdo son sus manitas, sus deditos.Que orgullosa me sent? cuando me di cuenta de que algunas prendas de las que llevaba para vestirlo, le quedaban chicas.Aunque despacito, pude caminar e irme a casa con mi anhelo en brazos.Conejito beb?;De suave ropa de color azul.No existe en el firmamento, Estrella que brille tanto, como t?.


 Caja de galletas de tres pisosDe un olor exquisito y fino, con tonos en naranja y crema; ten?a una carroza grabada y una an?cdota que suger?a orgullo, para unos enamorados tal vez entre l?neas: - Alguien debe ceder ?No hab?a enojo en nuestra habitaci?n, eran nuestros primeros d?as de una luna de miel de cuatro a?os. Siempre se hab?a quejado de lo comelona que soy pero despu?s del protocolo que implic? la sencilla ceremonia nupcial se convirti? en el m?s c?lido y leal protector; cuidaba que todo lo necesario no faltara en casa. Aunque corto de palabras, esa caja de chocolates fue una forma de expresarme que sab?a que estaba siendo dif?cil adaptarme a pasar tiempo a solas en mi nuevo rol de esposa.El olor de la caja me consent?a y sin importar lo que pase despu?s de este d?a, pese a la marginaci?n que suele darse hacia las mujeres casadas en cuanto a negarles el trabajo expresando que se deben conformar con lo que su esposo les da; puedo decir que en los momentos de equidad de g?nero como el tiempo en que contraje matrimonio, la vida en pareja es una delicia.
 Mariana va a tener un beb?, mientras acomoda todo en la recamara de la peque?ita que en dos semanas llegar? se ha dado cuenta mirando por la ventana que el ?rbol del jard?n est? repleto de higos maduros. ? ?Que frescos se ven! ? Pens? ella.Cuando todo estuvo en orden, sali? a caminar un poco, luego se sent? en un tronco de ?rbol que su esposo acondicion? como banca, ley? un libro de nombres de beb?s.Del libro salieron Y e y para hacerse grandes y convertirse en fruteros que se llenaron de higos.Mariana escuch? risas y se dio cuenta de que a su lado se quedaron las letras para ofrecerse cual obsequio. Ella tom? a Y e y; fue a la cocina a lavar la fruta para degustarla mientras segu?a leyendo sobre un suave sill?n de color lila.


Páginas: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | Siguiente